La vuelta a las canchas en América Latina

Actualizado: 5 ene 2021

Por Alejandra Sánchez


Durante los primeros meses del 2020 el Sars-Cov2 llegó a Latinoamérica. Para evitar su propagación, las autoridades sanitarias recomendaron quedarse en casa y no salir salvo que fuera estrictamente necesario. Cientos de actividades cotidianas se suspendieron, entre ellas las deportivas. Para el fútbol femenil, en específico, esta pausa inesperada significó otro bache en su desarrollo y consolidación; ante la crisis económica causada por la inactividad, la mayoría de los clubes dieron preferencia al equipo varonil. Bajo este contexto, valdría la pena revisar cómo será la vuelta a las canchas para algunas jugadoras y qué es lo que esta nueva normalidad trae para ellas.


Liga BBVA MX Femenil, México


Vía @PumasMX
Dani García del club Universidad Nacional

Originalmente su regreso estaba planeado para el 24 de julio, fecha en que también se reanudaría el torneo varonil. Sin embargo, días antes de que arrancara el torneo se informó que iniciaría hasta el 14 de de agosto. El comunicado no expuso los motivos del cambio y difícilmente podría atribuírsele a una precaución sanitaria, ya que los jugadores iniciaron con más de 30 casos covid confirmados. Pese al retardo, el Guardianes Femenil fue el primer torneo que se reactivó en Latinoamérica.


Al iniciar, el Guardianes 2020 tenía un saldo de 133 bajas, incluyendo a las jugadoras que lograron integrarse a un nuevo club. La gran cantidad de movimientos se debía principalmente a que los equipos decidieron recortar sueldos en la rama varonil y plazas en la femenil. Aunado a esto, se tuvo la venta y cambio de sede de una franquicia (Monarcas Morelia) y la reestructuración de otra (Querétaro). América fue el equipo que registró el mayor recorte con 29 bajas y solo 8 nuevos fichajes.



Liga Águila Femenina, Colombia


Vía @AsoDeporCali
El equipo Deportivo de Cali en entrenamientos

En medio de la cuarentena, el destino de la liga femenil era poco menos que incierto. De acuerdo con un informe de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro), la mayoría de los clubes comenzaron a entrenar a finales de febrero y pararon actividades a inicios de marzo, sin formalizar los contratos de la temporada. A excepción de Atlético Nacional, América de Cali e Independiente de Santa Fe, los clubes dejaron desamparadas a sus jugadoras en medio de una pandemia. Al mismo tiempo, la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) atravesó un proceso de cambio de mando, lo que complicó aún más la situación.


Sin embargo, a inicios de agosto la Dimayor anunció que la liga se realizaría. También dijo que, por medio de la Federación Colombiana de Fútbol, se solicitaría a los ministerios de Salud y Deporte, la habilitación en el plantel de jugadoras menores de edad, esto con la intención de potencializar el talento nacional. A este compromiso se le suma la declaración hecha por Fernando Jaramillo: el nuevo dirigente del fútbol colombiano dijo que esta administración busca “ofrecerle a las jugadoras todas las garantías de que se va a hacer un campeonato serio, consistente, con todos los recursos”. Por lo pronto, se tiene previsto que la liga inicie el tercer fin de semana de octubre con la participación de 13 equipos.



Campeonato Uruguayo de Fútbol Femenino, Uruguay


Vía @FemeninoCAP
Peñarol vs Atlético en el Campeonato Uruguayo

En la antigua normalidad, los campeonatos de 1ra y 2da división habrían regresado el último domingo de marzo. Sin embargo, los torneos arrancaron hasta el 6 de septiembre con el clásico Nacional vs. Peñarol. Debido al poco tiempo que restaba para llevar a cabo los partidos, se decidió cambiar el formato: en la primera división, durante la primera ronda jugarán todos contra todos; al finalizar, los 5 mejores se enfrentarán de nuevo todos contra todos para definir a las campeonas.


Por su parte, los últimos cinco lugares seguirán la misma dinámica. Solo que aquí se definirá cuáles son los clubes que jugarán en la segunda división: después del todos contra todos, los dos equipos que queden al fondo de la tabla, serán los que desciendan. En Uruguay, además de los torneos mayores, se anunció que habrá actividad en las divisiones juveniles sub 16 y sub 19.



Campeonato de Fútbol Femenino de Primera División A, Argentina


Via @futfemprof
Abigail Chaves jugará este torneo con San Lorenzo

Durante la pandemia hubo un exceso de incertidumbre. Ni siquiera dentro de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) se pusieron de acuerdo para mandar un mismo mensaje. Por un lado, Jorge Barrios, encargado del futbol femenil, declaró que ya no habría fondos para seguir por el camino de la profesionalización y, por otro, Claudio Tapia, presidente de la Asociación, lo desmintió totalmente. Al no tener certezas, algunas jugadoras optaron por mudarse al extranjero, donde la continuidad de las ligas estaba asegurada.


A petición de agentes gubernamentales, la AFA decidió que la rama femenil, al igual que la de los varones, regresaría a entrenar el 10 de agosto. Esta medida tomó por sorpresa a los clubes y a las jugadoras. A los primeros debido a que no contaban con el presupuesto suficiente para cumplir con las nuevas medidas sanitarias y a las segundas porque algunas de ellas se encontraban lejos de sus clubes. Dadas estas dos condiciones, la AFA acordó una nueva reunión para definir la fecha.


Finalmente la AFA decidió que las prácticas se reanudarán el 28 de septiembre y tres días antes, se llevarán a cabo las pruebas covid. No obstante, esa no es la única buena noticia para ellas. La Asociación también anunció que tiene una estrategia integral para el desarrollo del futbol femenil que buscará desarrollar durante cinco años. Consta de 12 etapas e incluye aumentar el número de contratos formalizados, obligatoriedad de equipos formativos y una nueva Supercopa Femenina.


Brasileirão Feminino A1, Brasil


Vía @SantosFC
Cristiane, goleadora del club Santos

El inicio de la cuarentena sorprendió al torneo brasileño en plena jornada cinco. Durante el receso, la Confederación Brasileña de Futbol (CBF) previó la crisis que se avecinaba y decidió darle a cada club 120 mil reales, es decir, 21 mil 926 dólares. De los 16 equipos, Vitória de Bahía e Iranduba de Amazonas fueron los únicos en registrar inconsistencias, es decir, pese a haber recibido la ayuda, los pagos a las jugadoras fueron retenidos.


Fue hasta finales de julio que la confederación anunció el regreso de la liga. Sería para el 26 de agosto y se mantendría el formato además de continuar desde la jornada 5. La CBF también anunció fecha de inicio para la serie A2, los campeonatos brasileños sub 16 y sub 18, además del Escenario Brasil del Festival Sudamericano de la Juventud Sub-14. Otra buena noticia fue el patrocinio de Guaraná Antarctica, una de las bebidas más populares en ese país, misma que ha desplegado una campaña de marketing en la que invita a otros a apoyar el futbol femenil.


En general, esta revisión deja un sabor agridulce. Por un lado, la crisis derivada de la pandemia ha evidenciado lo frágil que puede llegar a ser el compromiso de ciertos clubes para con sus jugadoras. Esto es, aún no hay un trato totalmente profesional y tampoco garantías laborales que brinden cierta seguridad a las futbolistas. Sin embargo, el que entidades como la FIFA, empresas privadas y las mismas federaciones nacionales inviertan en el futbol femenil, nos habla de un compromiso con las mujeres y el deporte. Además de demostrar que, con el apoyo necesario, es un proyecto viable y totalmente redituable.


47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo